miércoles, 20 de marzo de 2013

Difusión cultural de rasgos lingüísticos en Mesoamérica


¿Qué significa que un rasgo compartido por diversas lenguas o familias lingüísticas en un área determinada se haya difundido culturalmente? Significa que a dicho rasgo no puede atribuírsele un origen genético o fortuito, en especial cuando se presenta en diversas familias lingüísticas. Para el caso de Mesoamérica, Kaufman y Justeson (2007) sugieren que la lengua o lenguas de las clases altas o de élite de Teotihuacan debieron de haber tenido un alto impacto en el vocabulario, gramática y pronunciación de muchas otras lenguas habladas en esa área cultural durante el período comprendido entre 100-500 DC, significando que debió haber un número considerable de préstamos tempranos en las lenguas de la Cuenca de México y en otras lenguas más lejanas.

            Kaufman y Justeson (2007) han propuesto que la lengua de estas élites debió ser una rama norteña de la familia lingüística mixezoque, y que las palabras que se difunden a otras lenguas desde esta variedad (y otras de la misma familia) pertenecen a un dominio semántico diverso que incluye plantas, animales, herramientas, preparación de comida, calendario, cálculos numéricos, términos de parentesco y roles sociales entre otros.

            Además de los préstamos léxicos, muchos de los calcos semánticos compartidos en la mayoría de las lenguas de Mesoamérica también parecen demostrar la difusión de objetos, y sobre todo de conceptos y/o técnicas. Uno de los ejemplos más significativos es el calco semántico que se utiliza en varias de las lenguas mesoamericanas, en las que la ‘cal’ o la ‘piedra caliza’ se designa con la palabra para ‘ceniza’ Este calco semántico es uno de los catorce que Smith-Stark (1994) considera como “verdaderos rasgos areales y muy relevantes para la historia de Mesoamérica”. Smith-Stark (1994) ubica este calco en las lenguas náhuatl y pipil en la familia lingüística yutonahua; en ixcateco y popoloca en la familia otomangue; en sayula, texistepeco y zoque en la familia mixezoque; y en huasteco, yucateco y acateco en la maya.

            Veamos a continuación cómo se ubica este calco en lenguas de dos familias lingüísticas de Mesoamérica: la maya (yucateco, chol, tzeltal y tzotzil) y la yutonahua (nahua de Tlaxcala, náhuatl de la Sierra Norte de Puebla, y náhuatl de la Sierra de Zongolica, Veracruz).[1] En chol y tzotzil tenemos que la palabra para ‘piedra caliza’ se compone de ‘piedra’ y ‘ceniza’, en tanto que en yucateco la ‘cal’ se designa con la palabra para ‘ceniza’, y en tzeltal vemos que además de ‘ceniza’, también puede significar ‘polvo’. En náhuatl de Tlaxcala la palabra para ‘piedra pómez’ se forma con ‘piedra y ‘gris’, esto parecería no corresponder al calco, pero vemos que en el náhuatl de la Sierra Norte de Puebla se forma con los lexemas ‘cal’ y ‘piedra’, y notamos que nex con el significado ‘cal’ es una cognada de nex con el significado ‘gris’ del náhuatl de Tlaxcala. En el náhuatl de la Sierra de Zongolica, Veracruz notamos que nex significa ‘polvo fino’ y funciona para clasificar cosas con esta textura entre las que encontramos ceniza de carbón, polvo de tierra y por supuesto la piedra caliza, o más bien, traduciendo literalmente, la piedra de polvo de piedra.


Lenguas mayas


MY                 ta’an                            ‘cal, ceniza’

CHL               ujbem-xajlel                ‘piedra caliza’
                        ceniza-piedra

TZEL             tan                                ‘ceniza, polvo’

TZO                tonal-tan                       ‘piedra caliza’
                        piedra-ceniza


Lenguas nahuas

NATLA         te-nex-tli                                  ‘piedra pómez’
                        piedra-gris-ABS

NAPUE         te-nex-te-t                                ‘piedra pómez’
                        piedra-cal-piedra-ABS

NAZON         te-nex-te-tl                                ‘piedra caliza’
                        piedra-polvo fino-piedra-ABS


¿Cómo se difundió este rasgo lingüístico? No hay que olvidar que no estamos tratando únicamente con palabras aisladas sino que deben considerarse dentro de un contexto sociocultural, y hemos de suponer que el uso de la palabra ‘cal’ está ligado al ámbito de la construcción. Por ejemplo, los mayas usaban mortero de cal para unir piedras planas en la construcción de muros (Barrera Vásquez 2009). Esta cal se obtenía (y aún hoy existe esta técnica en la península de Yucatán) poniendo piedras a quemar en una suerte de horno; cuando la piedra quedaba al rojo vivo se enfriaba con agua y posteriormente la piedra se deshacía y el producto final era cal. Este procedimiento hace evidente por qué la ‘cal’ se designa con la palabra para ‘ceniza’. El hecho de que esta denominación sea común en muchas lenguas de Mesoamérica me hace pensar que es precisamente esta técnica la que fue difundida (posiblemente a partir de los teotihuacanos y olmecas), y que las comunidades que la adoptaban no utilizaron el préstamo léxico formalmente, es decir, no adoptaron la palabra del idioma original del cual provenía la técnica, sino únicamente el significado, por lo que cada lengua denominó ‘ceniza’ a la ‘cal’ con sus propios elementos.

Calera tradicional tipo maya mopán
Fuente de imagen: (Scheiner 2001) en http://asociaciontikal.com/pdf/25.00.pdf



Referencias

Barrera Vásquez, Alfredo (2009) ¿Lo ignoraba usted? Biblioteca Básica de Yucatán, SEGEY, ICY.

Kaufman, Terrence y John Justeson (2007). The History of the Word ‘Cacao’. En: Ancient Mesoamerica. 18. Cambridge University Press. pp. 193-237.

Smith-Stark, Thomas C. 1994. Mesoamerican Calques. En Carolyn J. Mackay y Verónica Vázquez, eds. Investigaciones Lingüísticas en Mesoamérica. México: IIF, SLI, UNAM.




[1] Agradezco de manera especial a los siguientes investigadores quienes me proporcionaron los datos de sus respectivas lenguas de estudio: Nicolás Arcos, chol (CHL), Roberto Sántiz y Tomás Gómez, tzeltal (TZE), Alfredo López, tzotzil (TZO), Lucero Flores, náhuatl de Tlaxcala (NATLA), Ángel Vicente, náhuatl de la Sierra Norte de Puebla (NAPUE), Eutiquio Jerónimo Sánchez, náhuatl de la Sierra de Zongolica, Veracruz (NAZON).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cómo referir páginas web y documentos electrónicos (Mexicon-Style)

En el texto, utiliza las páginas web y los documentos electrónicos como fuentes publicadas:

Paz Ávila (2005); Ordóñez Sosa (2010)

En las referencias citadas utiliza el siguiente formato:

Ordóñez Sosa, Rodrigo E.
2010 La literatura comprometida. Documento electrónico, http://www.winaqbahlam.blogspot.com/, [3 de mayo, 2011]

Paz Ávila, Lillian
2005 La moda europea y su influencia sobre el terno yucateco durante el siglo XIX. Documento electrónico, http://www.mayas.uady.mx/articulos/terno.html, [5 de mayo de 2011]